Logística Inversa. Aspectos que relacionan al Marketing y la Logística

Existen múltiples definiciones del concepto de logística inversa:

  • Desde el punto de vista ambiental, podría definirse como: «El conjunto de actividades logísticas de recogida, desmontaje y procesado de productos usados, partes de productos o materiales con vistas a maximizar el aprovechamiento de su valor y, en general, su uso sostenible».
  • Otra definición más técnica nos la proporciona el Consejo Ejecutivo de Logística Inversa: «El proceso de planificación, implantación y control eficiente del flujo efectivo de costes y almacenaje de materiales, inventarios en curso y productos terminados, así como de la información relacionada, desde el punto de consumo al punto de origen, con el fin de recuperar valor o asegurar su correcta eliminación».

Como podemos ver por las definiciones anteriores, la logística inversa es un importante sector de actividad dentro de la logística que engloba multitud de actividades y además otro punto de contacto con la actividad comercial y de marketing, pues en este caso el flujo de la mercancía se inicia en el cliente.

Algunas de estas actividades tienen connotaciones puramente ecológicas, como la recuperación y el reciclaje de los productos, evitando así un deterioro del medio ambiente. Otras buscan, de alguna manera, mejoras y mayores beneficios en los procesos productivos y de abastecimiento de los mercados. Así, procesos de retorno de excesos de inventario, devoluciones de clientes, productos obsoletos, inventarios estacionales, etc., y actividades de retirada, clasificación, reacondicionamiento y reenvío al punto de venta o a otros mercados secundarios, son algunas de las operaciones que pueden enmarcarse dentro de la logística inversa.

Se distinguen, por tanto, dos grandes motivos que han influido en el desarrollo de la logística inversa, y que tienen una incidencia en la gestión comercial y de Marketing su adecuado desarrollo dentro de la compañía. 

 LAS DEVOLUCIONES Y LA LOGÍSTICA INVERSA

El interés por la logística inversa ha crecido en los últimos años, sobre todo debido a los altos porcentajes de devoluciones a los que las empresas tienen que hacer frente. Esto ha permitido que se desarrollasen nuevas actividades que hasta hace pocos años eran prácticamente desconocidas en el mundo empresarial. En la actualidad, mientras que los minoristas están experimentando soluciones para reducir las devoluciones y mejorar la gestión de éstas, las cadenas más grandes también están explorando el campo de la logística inversa para reinsertar las devoluciones en la cadena comercial de manera eficaz y eficiente en cuanto a los costes, y, si es posible, recuperar parte del valor. Así, una buena política de devoluciones puede suponer ganar competitividad y fidelizar clientes. Vemos, pues, que se están abriendo nuevos ámbitos de actuación que pueden, si se aprovechan correctamente, conducir a nuevas estrategias de negocio para las empresas.

EL MEDIO AMBIENTE Y LA LOGÍSTICA INVERSA

La logística inversa también gestiona aquellos productos que el usuario ha desechado, no porque se trate de productos defectuosos, sino porque han llegado al final de su vida útil. Son los llamados “productos fin de vida”. Estos productos pueden representar una oportunidad de negocio para muchos agentes económicos. Además, van a requerir una especial atención, ya que pueden suponer una nueva fuente de materias primas, siendo susceptibles, por tanto, de incorporarse de alguna manera en la cadena productiva.

La realización de todo este conjunto de operaciones propias de la logística inversa nos plantea cuestiones como las siguientes:

  • ¿Qué alternativas hay disponibles para la recogida de productos, partes de productos y materiales?
  • ¿Quién debe llevar a cabo dichas actividades?
  • ¿Cómo deben llevarse a cabo dichas actividades?
  • ¿Es posible integrar las actividades de la retrologística en los sistemas tradicionales de producción y distribución?
  • ¿Cuáles son los costes y beneficios de la retrologística, tanto desde el punto de vista económico como medioambiental?

La logística inversa tiene que dar respuesta a todas estas cuestiones, y las empresas y agentes involucrados tienen que ser capaces de decidir qué hacer con los productos que reciben, cuál ha de ser su fin último, en qué punto de la cadena han devser reintroducidos y si esto es conveniente, etc. Para tomar estas decisiones, los agentes involucrados deben conocer cuáles son las alternativas disponibles y cuáles son los resultados que se pueden obtener con su aplicación.

La logística inversa conlleva todos aquellos procesos asociados a la recuperación de valor a partir de productos sobrantes, no deseados, dañados, usados, obsoletos , así como de envases o de materiales de embalaje. Estos flujos inversos pueden ser ocasionados por cualquier miembro de la cadena de suministros. Las principales actividades de la logística inversa son las siguientes:

  • Recogida
  • Clasificación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .