Costes basados en actividades. Sistema ABC

Qué es y en qué consiste el sistema ABC

El sistema de costes ABC se centra específicamente en la gestión de actividades como for­ma que tienen las empresas pa­ra ganar competitividad.

Una Actividad es una combinación de personas, tecnología, materias primas, métodos, y entorno para producir un determinado producto o servicio.  Describe lo que hace la empresa: el tiempo que invierte en sus procesos y los “outputs” de los mismos.

Ejemplo de actividades: en­samblar un producto final, factu­rar a los clientes, preparar un pedido.

En definitiva, una empresa puede gestionar lo que hace, sus Actividades.  El punto de partida para gestionar actividades es conocer y comprender los recursos consumidos normalmente por las actividades que se realicen día a día (Coste de las Actividades), el volumen de output» que produce cada actividad (Medida de Actividad o Activity Driver), y como se lleva a cabo la Actividad (Medida del Rendimiento).  Esta información es la que se extrae de un sistema de costes basado en las Actividades (ABC).

Un sistema ABC (Activity-Ba­sed Costing) es una metodología que mide el coste y el rendimiento de las Actividades, de los Recursos y de los Objetivos de Coste.  El sistema ABC es un proceso de asignación de costes indirectos en dos eta­pas en el que, en la primera etapa, los recursos son consumidos por las actividades y, en la segunda etapa, los objetivos de costes (productos, clientes, mercados, etc.) consumen la actividad.

Este sistema.de costes ha tenido, en los últimos años, una gran relevancia, y podría considerarse como “un modelo económico de la organización que integra datos de diferentes sistemas de información tanto financiero como operativo”.

Cómo surge.

El Sistema Tradicional de Información de Costes era “acepta­ble” en entornos productivos donde la Mano de Obra Directa y la Materia Prima Directa eran los factores de producción predominantes, la tecnología era estable, los Costes Indirectos no eran muy importantes y había un número limitado de productos en la gama ofrecida por la empresa.

El rápido crecimiento del ABC se ha debido a una sede de factores interrelacionados.  El cambio producido en muchas empresas ha sido enorme durante la década de los 80.

Estos cambios en la fabricación hacen que se requieran más recursos productivos en cuatro áreas en particular:

  • En la logística de la producción, donde la programación del trabajo se volvió más compleja y la planificación más complicada.
  • En la armonización de los recursos disponibles con los planes de producción.
  • En logro de la calidad a través del proceso de producción.
  • En la habilidad para hacer frente a los cambios, por ejemplo en la gama de productos o especificaciones, en la tecnología y en los requeri­mien­tos de los clientes.

Cómo se aplica un sistema ABC

El sistema de costes ABC puede aplicarse en cualquier tipo de industria, ya sea fabril como de servicios.  La diferencia básica estriba en que el “output” en una industria de servicios es un intan­gible. El sistema ABC es más caro de instalar y de mantener que un sistema tradicional, dado que el ABC se extiende a unas actividades más numerosas y más complejas. Desde el punto de vista del comportamiento que genere en la organización, el ABC puede producir grandes rechazos si no es un proceso apo­yado desde la dirección y por los líderes de opinión de la compa­ñía.

 

Qué implica el diseño de un sistema ABC.

Un sistema ABC implica el desa­rrollo de cuatro etapas clave:

  • Identificación de las actividades del negocio afectadas por el volumen de las “transacciones” antes que por el volumen del “output” final.
  • Identificación y atribución de los recursos consumidos por las actividades cuyo coste debe determinarse.
  • Selección de las “Medidas de Actividad” para cada actividad y  establecimien­to del sistema para capturar datos sobre el volumen de actividad.
  • Aplicación de las “Medidas de Actividad” a las líneas de producto o servicios para generar información sobre el coste de los produc­tos o servicios.

Conclusiones.

Los beneficios fundamentales del sistema ABC son los siguien­tes:

  • Más precisión en la determinación del coste, de los objetivos de coste.
  • Mayor visibilidad de los costes indirectos.
  • Enfasis en las actividades que se desarrollan a través de diferentes departamen­tos.
  • Mejora de la comprensión del comporta­miento de los costes indirectos por parte de los directivos de las empre­sas.
  • Control y reducción de los costes indirectos mediante la eliminación y reorganiza­ción de le actividades.
  • Aumento de los recursos en aquellas actividades críticas para el éxito.
  • Nueva forma de medir los rendimientos.
  • Un lenguaje común a toda la organización.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.