10 puntos tener en cuenta al elegir un software logístico

  1. Analizar los módulos que necesitaremos y su escalabilidad. Debemos estudiar las necesidades de la cadena logística tanto a corto, como a medio y largo plazo. Hay que hacerse preguntas y observar las necesidades, tomando como base las que actualmente cubre la solución que utilizo:
    • ¿Qué funciones de la cadena necesito cubrir?.
    • ¿?Cuándo y dónde debe funcionar el sistema?
    • ¿Que esperan nuestros clientes?
  2. Involucrar las diferentes áreas de la empresa. La logística es un área transversal y en los procesos logísticos se recoge información que puede influir en otras áreas de la empresa. Debemos preguntar a estas áreas sus necesidades y según las respuestas que aporten las diferentes áreas de la empresa necesitaremos una solución más amplia o más específica. Es necesario conversar con los departamentos que necesitarán el software. También, preguntar a otras áreas si precisan mejorar o cambiar sus soluciones informáticas. Sin olvidarnos de lo más importante: la dirección debe de estar involucrada y promover la implantación del software.
  3. Analizar el hardware y la movilidad.
    • ¿Que elementos utilizaremos para introducir datos en el sistema o a la hora de realizar los procesos operativos?
    • ¿Quién se encargará del mantenimiento tanto del hardware como del software?.
    • ¿Nos deberíamos basar en una solución en la nube o cloud o seguir utilizando los dispositivos actuales?.
    • ¿Necesitaremos una solución de movilidad?
    • ¿Nuestros dispositivos móviles están preparados?
    • ¿Necesitaremos 4G?
    • ¿La conexión a internet de nuestra oficina es suficientemente veloz?
    • ¿Los ordenadores actuales soportarán la solución informática nueva?
  4. Analizar la diversidad de fabricantes de software: Existe tal variedad software que las empresas se suelen perder.
    • Hay que empezar valorando las soluciones estándar que ya existen en el mercado. En la mayoría de los casos puede ser que sean más que suficientes.
    • Si no se encuentra una solución estándar, el segundo paso es buscar en soluciones de nicho, o soluciones específicas para el sector.
    • También hay que valorar las aplicaciones de software libre. En estas soluciones el software y las licencias no tienen coste, pero se debe tener en cuenta que hay que invertir en una buena implantación y adaptarlas a cada cliente.
  5. Analizar soluciones cloud y/o SaaS.
    • Las soluciones cloud o en la nube son cada vez más implantadas en las empresas debido a su facilidad de uso y a nivel de costes.
    • Las soluciones SaaS, pago por uso es muy valorado por la dirección ya que realmente se paga por número de usuarios que lo utilizarán. Es habitual en aquellas empresas de alta estacionalidad.
  6. Valorar el servicio postventa y los costes de mantenimiento. Un punto clave para el adecuado funcionamiento posterior de la solución,  es evaluar el soporte ofrecido por el proveedor de software. Hay que analizar cómo nos ayudarán con la formación y, en caso de incidencia, el tiempo de respuesta al que se comprometen. Además, estas características cambian, no según el fabricante del software, sino que dependen del partner que instalará el software.
  7. Solicitar diversas propuestas de proveedores de software y testearlos antes. Debemos analizar de manera detallada entre todas las opciones el compañero de viaje con el que nos queremos embarcar , viendo cual es el más adecuado para mi empresa según mi tamaño, sector y requerimientos, así como testando  el software antes de implantarlo y realizar demos.
  8. Conocer las características del proceso de formación a los usuarios del software que nos ofrece cada uno de los proveedores. La mayoría de las ocasiones los grandes problemas que se tienen una vez seleccionado el software, viene consecuencia del desconocimiento sobre el funcionamiento del mismo que presentan los usuarios, lo cual implica que no podamos sacar toda la rentabilidad posible a nuestra inversión, y que se cometan errores que con un mejor conocimiento de la herramienta no se deberían cometer.
  9. Plan de trabajos para la implantación. Conocer los tiempos necesarios para la implantación de la solución,  la falta de una adecuada planificación del proyecto acaba generando que la empresa que contrata el software incremente sus costes operativos e incluso sus costes ocultos.
  10. Definir el alcance del proyecto del software logístico y características de los recursos humanos que van a intervenir en la puesta en marcha. Una vez puesto en marcha el software siempre vamos a tener que realizar ajustes, con lo cual debemos pensar de antemano hasta dónde queremos llegar, pues sino puede ser el cuento de nunca acabar,  también es necesario conocer los equipos que intervendrán en la puesta en marcha, pues gran parte de los problemas vienen por los distintos lenguajes que en un momento determinado acaban hablando los distintos actores que se ven inmersos en este proyecto.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.