La colaboración es una iniciativa difícil por naturaleza.

La colaboración en la cadena de suministro es difícil por muchas razones unas que se dan dentro de la casa de cada uno de los actores, y otras que se dan en las relaciones entre los mismos.

Empecemos por intentar señalar los problemas que aparecen dentro de nuestra propia casa, pues en teoría deberían ser los más fáciles de resolver:

  • Dentro de nuestro propio ámbito de gestión es difícil coordinar los objetivos de las áreas encargadas del proceso de compra (preocupada del coste de compra), stocks (preocupada del inventario), almacén (preocupada del coste de manipulación), transporte (preocupada del coste de distribución al cliente).
  • Es difícil establecer una visión conjunta e integrada entre departamentos de la empresa que en la mayoría de las ocasiones pueden llegar a tener objetivos enfrentados (Finanzas centrada en la disminución de los costes, Marketing y Comercial en el servicio al cliente, SCM en buscar el equilibrio entre costes y servicio al cliente).
  • Falta de tecnología adecuada para conseguir los resultados esperados por todas y cada una de las áreas de la empresa (SGA, RF, etc.)
  • Inexistencia de un cuadro de mando de la gestión de la logística o de la cadena de suministro que nos permita tomar decisiones adecuadas.

Si ya tenemos problemas dentro de casa, no hay que olvidar que entre los diferentes actores estos se pueden llegar a multiplicar por:

  • Visiones totalmente diferentes y contrapuestas, es muy difícil establecer una visión compartida entre las empresas sobre los resultados esperados y sobre todo de cómo estos se van a repartir.
  • Falta de tecnología adecuada para la consecución de los resultados esperados.
  • Inexistencia de indicadores y de gestión compartida que faciliten el éxito.

Pero pensemos en un mundo ideal dónde fuésemos capaces de resolver los problemas internos de la empresa y los existentes en la cadena de suministro, que es lo que las empresas conseguirían por empezar a colaborar y trabajar de manera coordinada. Aquí os señalo algunos beneficios:

  • Mejoras en las ocupaciones de los camiones.
  • Disminución de los plazos de entrega
  • Reducción de inventarios.
  • Disminución de obsoletos y caducidades.
  • Menores tiempos de manipulación en los procesos operativos de almacén.

Para los que quieran empezar, este proceso de colaboración, les recomiendo que en primer lugar intenten conseguir que su cadena logística funcione como una orquesta perfectamente afinada. Los aspectos que debemos trabajar son:

  1. En el proceso de aprovisionamiento, se deben mantener niveles de stocks que permitan garantizar la entrega de toda la mercancía solicitada por el cliente, para ello es necesario que entren en juego muchos factores:
  • Un trabajo conjunto con el área de Marketing de cara a definir unas previsiones de venta que se ajusten lo más posible a la realidad del mercado.
  • Definir una metodología de selección de proveedores, y establecer un sistema de relaciones colaborativas, con las empresas proveedoras que tienen una mayor incidencia en nuestros procesos de venta.
  • Disponer de un sistema de cálculo de pedidos adecuado a las necesidades de la gama de productos que trabaja la compañía, a las características de su mercado y al sistema de trabajo establecido con los proveedores.
  • Controlar el inventario en tiempo real, para ello es necesario, generar una cultura de inventario permanente, e informatizar de manera adecuada todos los procesos operativos que inciden en el inventario.
  1. En los procesos de almacenaje, es necesario trabajar en todos los aspectos relacionados con la calidad (desaparición de errores, adecuado tratamiento de la mercancía) y la productividad. Algunos de los aspectos en los que la logística puede trabajar son los siguientes:
  • Optimizar el diseño de los puntos de almacenaje, de cara a mejorar en recorridos y por tanto tiempo de servicio al cliente.
  • Dotar a los almacenes de los recursos de almacenaje y manipulación que se adecuen de mejor manera, a las características físicas de los productos y a las características del servicio demandado por los clientes.
  • Definir sistemas de preparación de pedidos que nos permitan garantizar la disminución de errores en los pedidos que llegan a los clientes a través de RF, picking por voz, etc.
  1. El eslabón final de la cadena logística en la empresa, viene marcado por el transporte hacia el cliente. En esta fase debemos garantizar que la mercancía llegue en el momento adecuado y sin sufrir problemas de calidad. En esta fase debemos trabajar en :
  • Seleccionar de manera adecuada los medidos y proveedores de transporte.
  • Establecer sistemas de control en los momentos de entrega por parte de transportistas, etc.

Conseguir en una empresa el funcionamiento afinado de esta orquesta, es problemático, pues además debemos unir las continuas variaciones tecnológicas, culturales, operativas y de mercado. Si es difícil lograr la colaboración a nivel interno dentro de la misma empresa, ni que decir tiene que a nivel externo lo es aún más difícil.

Como conclusión, yo siempre señalo que colaborar genera ventajas a todos los actores de la cadena de suministro, con lo cual aquellas empresas que no se pongan ya a buscar soluciones a las barreras que impiden la colaboración, están perdiendo competitividad y por tanto posicionamiento en sus mercados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.